Regresan los eventos en la nueva normalidad tras el coronavirus

Alquiler de mobiliario chill out

La época pospandemia ya está aquí. Guste o no, hasta que la vacuna se encuentre normalizada, nos toca acostumbrarnos a esta realidad que esperemos sea momentánea. Poco a poco, la actividad comienza a recuperarse y empiezan a regresar los eventos en la nueva normalidad tras el coronavirus. Pero, ¿cómo serán y qué medidas son obligatorias?

En los próximos meses, las fiestas, reuniones, conciertos y demás actos sociales poco o nada tendrán que ver con lo vivido anteriormente. Las principales modificaciones son incluidas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con regularidad. Algunas de las principales tienen que ver con el mantenimiento de la distancia de seguridad o el uso obligatorio de mascarillas.

Principales medidas de prevención e higiene

  • Será obligatorio el uso de mascarillas para los mayores de seis años, siempre y cuando no resulte posible garantizar la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros, en la calle, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o que pudieran ser accesibles para el público en general. Existen algunas excepciones, como aquellas personas que presenten enfermedades o dificultades respiratorias o aquellas personas con alguna discapacidad que no cuenten con la libertad o la autonomía suficiente para quitarse la mascarilla por ellas mismas. Del mismo modo, el ejercicio de deporte individual al aire libre también está exento.
  • Las mascarillas son de uso obligatorio en los medios de transporte, independientemente de que el viaje sea por aire, mar, en autobús o en ferrocarril.

¿Cuáles son las medidas tomadas en los eventos en la nueva normalidad?

Los eventos y espectáculos, sobre todo durante la época veraniego, son uno de los principales motores de la economía española. Desde el sector del turismo hasta el de la restauración y otras actividades recreativas. Cientos de miles, millones de empleo dependen de estas actividades, desde directos a indirectos. De esta forma, no es únicamente un camarero o el trabajador de un hotel, sino también gran parte de la industria alimentaria, el transporte, la restauración o el alquiler de mobiliario chill out para toda clase de conciertos, discotecas o clubes.

Así, por ejemplo, en hoteles y restaurantes se deben evitar aglomeraciones tanto en el interior como en terrazas autorizadas, manteniendo una distancia de 1,5 metros entre comensales.

En espectáculos públicos, museos, bibliotecas, monumentos o actividades recreativas, habrá que cumplir con todas las restricciones de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento.

Leave a Reply